Depresión posparto: definición, diferencias con la tristeza posparto, síntomas y tratamientos.

18.11.2019

Imagina que un día te encuentras dando a luz, tu bebé nace sano y salvo dando su primer llanto, las enfermeras lo limpian, arropan y te lo entregan en tus brazos. Es tal como lo imaginaste durante el embarazo: precioso, y está muy contento de estar a tu lado. Abre sus ojos y te mira con mucho cariño.

Pero tú te sientes triste, dudas de poder cuidarlo como se debe, no sientes un vínculo que te haga verlo con los mismos ojos que él te ve a ti, y por si fuera poco sientes que no lo amas.

Imagen por: @kj2018 (unsplash.com)
Imagen por: @kj2018 (unsplash.com)

Así puede ser la depresión posparto; tal y como leíamos en nuestro artículo de blog pasado la experiencia que nos compartió una mami que pasó por depresión posparto.

Así que, en esta ocasión te contamos cómo la salud mental de la recién madre se ve afectada debido a grandes cambios hormonales, físicos y emocionales, cómo diferenciar esto de una tristeza posparto que podría contemplarse como normal (7-14 días) y pasajera posterior al parto, debido a diferentes factores como cansancio físico y mental, bajas o nulas horas de sueño, la irritabilidad que esto ocasiona, altos niveles de estrés por la vida de hospital, el periodo anterior inmediato y cambio de rutina, y más que nada el dolor físico.

Comencemos por definirla: ¿Qué es la depresión posparto?

Es un trastorno del estado de ánimo. Se le llama trastorno debido a que los sentimientos de ansiedad, tristeza, cansancio, llegan a un nivel extremo en el cual se dificulta realizar las actividades diarias de cuidado de sí misma y de otros, principalmente el nuevo bebé.

La depresión posparto no tiene una sola causa, sino que es una combinación de factores físicos y emocionales.

Después de dar a luz, lo niveles de las hormonas (estrógeno y progesterona) en las mujeres bajan rápidamente, lo que puede generar alteraciones químicas en el cerebro provocando cambios en el estado de ánimo. También influye el descanso, después de dar a luz es probable que la nueva mamá no pueda descansar como debería, produciendo agotamiento, esto es un proceso natural ya que por supervivencia la madre necesita mantenerse alerta para atender a su bebé.

También puedes leer un testimonio de la vida real 

Diferencias entre Tristeza Posparto y Depresión Posparto

Pero como mencionábamos previamente toda esta fatiga y cambios de estado de ánimo puede confundirse sólo con tristeza posparto o baby blues la cual puede ser normal y pasajera por todo el contexto que estás viviendo. Sin embargo, el principal indicador de que no sólo es tristeza posparto y de que es depresión, es el tiempo. La duración que tengan estos síntomas puede ser el mejor indicador de que necesitas buscar ayuda de un profesional para poder solucionarla.

El segundo indicador es que los síntomas de la tristeza posparto los experimentas de una forma extrema.

En la siguiente tabla puedes observar las principales diferencias:

Síntomas de la Depresión Posparto*

  • Sentirse triste y llorar más frecuente de lo normal
  • Preocuparse, sentirse ansiosa e irritable.
  • Dormir en exceso o no poder dormir.
  • Dificultad para concentrarse o recordar detalles.
  • Padecer molestias físicas (dolor de cabeza, problemas estomacales y dolor muscular).
  • Comer demasiado o muy poco.
  • Tener problemas para crear un vínculo emocional con el bebé.
  • Dudar de su capacidad para cuidar al bebé

*Atención: sí observas alguno de estos síntomas en tu comportamiento, busca atención de un especialista, pues sólo ellos pueden diagnosticar la depresión posparto.

Tratamientos para la Depresión Posparto

Existen tratamientos para la depresión posparto en el cual se incluyen, pero no están limitados a:

  • Medicamentos: antidepresivos que regulan la alteración de las sustancias químicas del cerebro mejorando el estado de ánimo.
  • Terapia cognitiva-conductual: como un apoyo a la nueva mamá para reconocer y cambiar pensamientos y conductas negativas.
  • Terapia interpersonal: Apoyarse en otras personas, pareja, familiares y amigos que ayuden a lidiar con la situación.

De hecho, se recomienda combinar estos tratamientos para mayor eficacia.

Si tú o alguien cercano a ti, sientes que pueden estar padeciendo de tristeza o depresión posparto, lo mejor es asistir con tu médico de cabecera para obtener un diagnóstico acertado y encontrar el mejor tratamiento.